Share+Publi



lunes, 26 de diciembre de 2016

Krampus. Maldita Navidad

Krampus. Maldita Navidad

Krampus es una criatura del folclore de los países alpinos, sobre todo de la parte austriaca que, como una especie de antítesis de San Nicolás (Papá Noel), castiga durante la temporada de Navidad a los niños que han sido malos y los captura en su saco para llevárselos al infierno y allí comérselos.

Según la leyenda Krampus aparece en la noche entre el 5 y el 6 de diciembre y deambula durante dos semanas por las calles, haciendo sonar cadenas y campanas para asustar con su sola presencia. Con un aspecto demoníaco, con partes de fauno y de incubo con cuernos y patas de cabra, melena negra y lengua larga y roja, Krampus es una leyenda poco conocida de Europa con la que los guionistas Todd Casey, Michael Dougherty (director de esta cinta) y Zach Shields, han intentado crear una historia de terror navideña diferente.




Con esa premisa y con la esperanza de ver una película navideña de terror diferente, empiezo a ver Krampus. Maldita Navidad. En realidad también está clasificada como comedia de terror, por lo que la idea es divertida de entrada. Seguro que hay algunas partes de comedia que hacen que te relajes, para luego atemorizarte con otras escenas de escalofrío.


La verdad es que sí. La película comienza con el sonido de un precioso villancico mientras a cámara lenta la gente se abalanza dentro de unos grandes almacenes para hacer sun compras de navidad entre pisotones, tirones de pelo y peleas varias. ¿Es ese el espíritu de la Navidad? Parece que si. Parece que este mundo consumista en que todo tiene que suceder a la voz de ¡ya! no hay cabida para nada más.

Krampus. Maldita Navidad

Después pasamos a la típica escena familiar en la que una familia tiene toda la casa preparada para recibir a sus parientes y, casi de inmediato, empiezan a salir todos esos rencores que vamos guardando y que un día salen todos de golpe. Comportamientos egoístas porque, la realidad es que muchos están haciendo algo que no quieren y la obligación genera mucho malestar y las chispas saltan a la mínima.

Alguien dijo una vez que hay que disfrutar con la familia, sin la familia o a pesar de la familia. El caso es disfrutar, dejar la basura enterrada donde no huela y tratar de pasarlo lo mejor posible. Lo malo es que no todos lo hacen y si uno saca mierda a relucir, la montaña se hará enorme. No merece la pena.

Krampus. Maldita Navidad

Krampus. Maldita Navidad recoge el testigo de la leyenda del Krampus que se alimenta precisamente de ese mal rollo y de la desesperanza de que la navidad no sea tiempo de estar juntos y disfrutar de la compañía de los que nos quieren y a los que que queremos. La película se queda algo corta ya que tiene periodos demasiado largos en los que no pasa nada. Los personajes son presentados de manera muy superficial y las interpretaciones son justitas, pero lo que menos me ha gustado es que trata tanto de ser diferente que se mete en un lío complejo cuyo resultado es el contrario del buscado. La película no termina de funcionar precisamente por "ser diferente".

Krampus. Maldita Navidad

No puedo decir que sea una mala película porque no sería verdad, pero toma demasiado de los Gremlims, Poltergeist o de una mala versión de Tim Burton, incluso de Chucky, para enviar un mensaje muy manido y un tanto artificial. Sin embargo me ha gustado que se saque una leyenda poco conocida y, sea como sea, el mensaje está ahí. Ya dije algo similar con Babadook y la verdad es que me gusta que se busquen nuevas historias o se rebusquen en el folclore popular para intentar hacer cosas nuevas.

El desenlace final, que se supone es una sorpresa, me ha dejado muy desencantado. No obstante la nota media de la peli puede ser algo así como un "casi". No voy a ser demasiado duro que es Navidad. Si te gusta el cine de terror como a mí, tampoco te vas a disgustar por verla. Tiene ciertos puntos positivos y, desde luego, he visto y comentado muchas peores películas de terror.

Valoración #JaviFlim: 5,0
Más info --> Filmaffinity
Más info --> Facebook

patrocinador:
Javier A. Bedrina - Estudio de Fotografía
Javier A. Bedrina, fotógrafo y productor audiovisual, pone a disposición de los lectores de #JaviFlim su estudio de fotografía y sus servicios de producción y postproducción audiovisual para cubrir cualquier necesidad en imagen y sonido que requieras: eventos, presentaciones, recursos, fotos y vídeos corporativos, editorial, fotoperiodismo, decoración, etc. Contacta con Javier y solicita la información que precises para tus proyectos.
Muchas gracias por tu tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario